Aprobado el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2012.

Consejo de Ministros

30-03-2012

 

 

 

  • El profundo ajuste de las cuentas permitirá alcanzar el objetivo de déficit para el conjunto de las administraciones públicas del 5,3%. El Gobierno aprueba los Presupuestos más exigentes para garantizar el cumplimiento del déficit en un momento de recesión.
  • El Estado hará el mayor esfuerzo de la democracia, con un ajuste de 27.300 millones de euros, entre control de gastos y aumento de ingresos. Se incrementa el gasto en pensiones y se mantienen los sueldos de los funcionarios y las prestaciones por desempleo. El Gobierno aprueba medidas tributarias excepcionales para aumentar la recaudación.

 

 

El Consejo de Ministros ha aprobado la remisión a las Cortes Generales del Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2012, unas cuentas que realizan un importante esfuerzo en el control del gasto con el fin de reducir el déficit público y alcanzar el objetivo de estabilidad presupuestaria.

Sin embargo, pese a la realización de este esfuerzo para cumplir con el déficit, no se desatienden partidas prioritarias como el gasto en pensiones, se mantiene el salario de los funcionarios, al igual que sucede con las prestaciones por desempleo.

Junto a un conjunto de medidas de austeridad, los Presupuestos para 2012 incluyen decisiones extraordinarias de incremento de ingresos, lo que no hace otra cosa que confirmar el serio y firme compromiso de España ante una situación límite que se confía en superar para volver a la senda de la recuperación económica y recuperar así la confianza perdida.

El compromiso es recortar el déficit del conjunto de las administraciones públicas hasta el 5,3% del PIB, 3,2 puntos menos que el 8,5% en que cerró 2011. Al Estado le corresponderá un esfuerzo de 1,6 puntos hasta lograr un déficit del 3,5%, a las comunidades autónomas 1,4 puntos para lograr un saldo negativo del 1,5% mientras que a las corporaciones locales les corresponde un esfuerzo de 0,1 punto hasta lograr un déficit del 0,3% en este ejercicio. Por su parte la Seguridad Social pasará de un déficit del 0,1% del PIB al equilibrio presupuestario.

En términos presupuestarios, el esfuerzo de consolidación fiscal que realizará el Estado es el mayor de la democracia, equivalente al 2,5% de PIB (27.300 millones). De ellos, 0,8 puntos de PIB corresponden a incrementos de ingresos y 1,7 puntos, a ajustes de gastos, excluidas las partidas comprometidas.

Los Presupuestos del Estado de este año contemplan una reducción del conjunto del gasto de los ministerios del 16,9%, excluidas las obligaciones de ejercicios anteriores, hasta un total de 65.803 millones de euros. El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación reduce su gasto el 54,4%, el de Industria, Energía y Turismo baja su gasto el 31,9%, mientras que el de Hacienda y Administraciones Públicas el 22,9%. El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte contará con un 21,2% menos de recursos y el Ministerio de Fomento el 34,6%.

 

 

Otras notas del Consejo de Ministros: