Las entidades regionales y locales destacan la importancia de la coordinación entre los distintos niveles de Gobierno en la recuperación económica de Europa

V Diálogo Territorial en Palma presidido por Manuel Chaves

18-01-2010

 

Los esfuerzos realizados por Europa para abordar la crisis económica requieren una mayor coordinación y una actuación más rápida sobre el terreno. Este es el mensaje del V Diálogo Territorial para el Crecimiento Sostenible y el Empleo”, organizado por la Presidencia española de la UE y el Comité de las Regiones (CDR), que tuvo lugar en Palma de Mallorca.

 

A pocas semanas de la cumbre extraordinaria del 11 de febrero y el Consejo Europeo de primavera de marzo, en cuyo marco los líderes europeos examinarán su respuesta conjunta a la crisis, diferentes personalidades destacadas de las instituciones de la UE y de las autoridades nacionales, regionales y locales debatieron la futura estrategia UE 2020, cuya prioridad es alcanzar una economía de mercado sostenible, más inteligente y más respetuosa con el medio ambiente.

 

También han analizado los resultados de una nueva encuesta realizada por la Plataforma de Seguimiento EU2020 del CDR sobre la aplicación del plan de recuperación europeo: el 84 % de las autoridades públicas comunicaron una disminución de la actividad económica en sus regiones o ciudades a lo largo de 2009, mientras que un porcentaje similar vio caer sus ingresos fiscales. Tres cuartas partes de los municipios y regiones que participaron en la encuesta registraron un aumento del desempleo, mientras que dos tercios se vieron obligados a aumentar el gasto social y los servicios asistenciales. Sólo Uno de los principales problemas señalados por las regiones y ciudades participantes es la falta de coordinación entre los diferentes niveles de gobierno.

 

En opinión del Presidente del CDR, Luc Van den Brande, los resultados de la encuesta demuestran claramente que todos los responsables políticos deben trabajar conjuntamente para volver a encauzar la economía europea: “aunque algunas regiones se vean más afectadas que otras, la crisis económica representa un problema europeo que requiere una respuesta igualmente europea. Sin embargo, no podrá lograrse una recuperación sostenible mediante decretos de instancias superiores, ya que un enfoque "de arriba abajo" no surtirá efecto sobre el terreno. Es necesario un amplio diálogo sobre los próximos pasos. Frente a la constante disminución de los ingresos públicos, muchos entes locales y regionales tratan a duras penas de mantener los servicios de primera línea de los que dependen nuestros ciudadanos, desde la educación y la asistencia sanitaria hasta la gestión de residuos, pasando por muchos otros. Deben participar de manera adecuada en la preparación de los planes nacionales y de la UE si se quiere contrarrestar los efectos de la crisis”.

 

Para el Vicepresidente del Gobierno español, Manuel Chaves, “el reto al que nos enfrentamos es desarrollar políticas para salir de la crisis y simultáneamente comenzar a introducir cambios en nuestras economías para que la recuperación sea estable y duradera». En su opinión, los cambios que ha experimentado el mundo antes y, sobre todo, después de la crisis, «nos muestran que las cosas ya no son iguales, aunque los objetivos y los valores que defendemos no han variado”.

 

El también Ministro de Política Territorial ha señalado que la recuperación del empleo y el mantenimiento del bienestar de los ciudadanos deben seguir estando “en el centro de nuestras políticas y debemos abordarlos en una situación más difícil porque hemos de sostener unas finanzas públicas que se han deteriorado”. En estas condiciones, ha añadido, “el papel de la política es fundamental en todos sus niveles, el europeo, el nacional y el regional o local, por eso la Presidencia española se plantea la necesidad de no debilitar ninguno de esos frentes, al contrario, reforzar la coordinación entre los distintos niveles para que la política sea más eficaz”.